martes, junio 10, 2008

Las tecnoutopias y el fin de la especie humana

El fin de la especie humana puede parecer algo lejano y hasta podemos creer que nunca sucederá. Pero para algunos este fin es inevitable y ellos mismo están haciendo todo lo posible, porque suceda cuanto antes. Unido a la ideología de una transhumanidad que propone una visión del futuro tremendamente sugerente, basada en que la tecnología por si sola salvara al mundo y que no existe otra opción como no sea la fusión entre humanos y tecnología.

A continuación veremos algunos de los científicos mas prominentes, defensores de esa tecnoutopia, quienes, a pesar de querer subestimar los aspectos sociales, no pueden ignora que la causa principal de la extinción de la especie humana será la estructura social actual, sustentada en el poder.

Vernon Vinge: La singularidad tecnológica.

Comenzaremos por uno de los representantes más influyentes dentro de esta ideología, el norteamericano Vernor Vingen, matemático y escritor de ciencia ficción, quien vaticina que la creación de entidades con inteligencia mayor que la humana será una realidad en un futuro cercano, antes del 2030 para ello se fundamenta en la aparición de una singularidad tecnológica.

La idea de una singularidad, Vinge la sustenta sobre la ley de Moore que dice que la capacidad de los microchips de un circuito integrado se duplicara cada dos años, lo cual traerá un crecimiento exponencial de la potencia del hardware de las computadoras y de mantenerse este crecimiento acelerado lo cual conducirá inevitablemente a que las maquinas le den alcance y luego superen la capacidad del cerebro para procesar la información y según un grafico elaborado por Hans Moravec la paridad entre el hardware y el cerebro se alcanzara alrededor del 2020 (después veremos a Moravec) lo cual dará lugar a las maquinas ultra inteligentes.

Vinge define una maquina ultra inteligente como una maquina capaz de superar en mucho todas las actividades intelectuales de cualquier humano independientemente de la inteligencia de este y esta convencido que esa inteligencia superior será la que impulsara el progreso y este será mucho mas rápido e incluso suspirara a la actual evolución natural, por lo que aparecerán problemas miles de veces mas deprisa que la selección natural y afirma que estaremos entrando a un régimen radicalmente diferente de nuestro pasado humano, y a es a este evento al que le da el nombre de singularidad. Actualmente existe un instituto dedicado a investigar la singularidad tecnológica www.singinst.org/

Como critica se menciona, la subestimación del software, el propio Vinge reconoce lo delicado de este aspecto, pero al final apuesta por el hardware. Actualmente ninguna computadora funciona sin el software básico que se ocupan de todas sus funciones y como analogía en los humanos también existen los programas de conductas que son asimilados durante toda la vida. Un ejemplo de esto son los niños criados por animales que a pesar de la potencia de su cerebro actúan al mismo nivel que los animales, ya que su mente (software) no se desarrolla, debido a que el cerebro por si solo no es condición suficiente para alcanzar la inteligencia humana.

Vistos a grandes rasgos las expectativas de una singularidad. Ahora veremos de acuerdo a las ideas de Vinge que papel le toca a la humanidad en el futuro...

“Quizá los gobiernos del mundo decidan que la posibilidad es tan peligrosa que la investigación que lleva a la singularidad será prohibida. Lamentablemente, el problema de la proliferación de armas nucleares ya ha demostrado la fragilidad de esta esperanza. Aunque todos los gobiernos del mundo entendieran la "amenaza" y la temieran, el avance hacia el objetivo seguiría”… “De hecho, la ventaja competitiva -económica, militar e incluso artística- de todo avance en la automatización es tan atractiva que aprobar leyes que prohíben estas cosas básicamente garantiza que otros las conseguirán antes. Si la singularidad tecnológica puede producirse, lo hará”

En su lenguaje queda claro que serán los gobiernos y sus estructuras de poder los que utilizaran a las tecnologías para sus fines hegemónicos y para conseguir su enriquecimiento individual. Vinge sigue viendo a la sociedad actual con sus desigualdades, desequilibrios y ambiciones inmersa en ese futuro tecnológico donde la tecnología a pesar de la enorme importancia, no va a ser mas que una herramienta en manos de los últimos humanos que ansiosos de poder le entregaran el futuro a las maquinas.

Hans Moravec, la era de los robots

Hans Moravec, quien ha consagrado toda su vida a la robótica, es sin dudas el más entusiasta de todos. Su amor por los robots va más allá de un simple proyecto de investigación. Más bien parece un predicador o un Mesías de una nueva era: la de los robots (ver articulo "el Mesías de la era de los robots").

A diferencia de Vinge quien acepta que la singularidad puede no suceder, Moravec esta convencido que las maquinas superaran a los humanos y los deslazarán de su lugar predominante. Al igual que Vinge se basa en el crecimiento acelerado de las maquinas las cuales en su evolución en pocos han alcanzado resultados que a los humanos les ha llevado siglos de evolución.

Moravec se fundamenta en la velocidad de las maquinas o sea en las operaciones o instrucciones por segundo que esta realiza, las cuales han ido aumentando desde 1971 que solo alcanzaban las 1000 instrucciones por segundo (1 MIPS) pasando por 10 y 100 MIPS en los 90s hasta llegar casi a los 1000 MIPS en la época actual y partiendo de ese crecimiento acelerado Moravec asume que alrededor del 2020 las maquinas habrán alcanzado los 100 millones de MIPS, que según sus cálculos basados en la metáfora del cerebro como procesador de información, para entonces, se lograra alcanzar la capacidad del cerebro humano y a partir de este momento, los humanos inevitablemente serán superados por las maquinas.

Al igual que Vinge, asume que será el mejoramiento del hardware y que una vez que se superen las operaciones por segundo que realiza el cerebro, las maquinas “emergerán” como una superinteligencia”. Lo cual se asume por analogía con la humanidad, ya que esta en un punto dado de su evolución “emergió como un ser inteligente”, de lo que se desprende que las maquinas también evolucionaran por una vía artificial hasta llegar a un ser artificial inteligente y que dado que no se ve ninguna cota que limite esta evolución seguirá creciendo hasta alcanzar una superinteligencia y suplantar a los humanos...

Mencionadas las ideas básicas de Moravec para que surja una superinteligencia, veremos los aspectos y éticos y sociales de sus ideas.

Moravec se lamenta de su condición de humano y no duda en aceptar que el mundo esta un poco jodido y la causa de ellos es que tenemos un cerebro de la Edad de Piedra, la cual estaba condicionada por la evolución y obligaba a vivir cazando para comer, hoy se vive en enormes ciudades, obligados por tareas antinaturales y a sufrir de un largo entrenamiento para luego cuando alcances a comprender la cosas, tu cerebro comienza a deteriores y mueres. Ve a la tecnología como la forma de transformar al ser humano y hacer del más de lo que es y sueña con robots que alcancen su propio proceso evolutivo y que lleven a la extinción de la especie humana. Afirma que esto lo mejor que nos puede suceder ya que estaremos ante la ultima forma de trascendencia humana y llama con orgullo a los robots nuestros hijos mentales.

Una de las tesis favorita de la tecnoutopia es la amenaza de la extinción del planeta, Moravec también se hace eco de ello cuando dice que nuestro planeta se puede convertir en un lugar poco hospitalario donde pueden ocurrir grandes cambios climáticos, el sol puede volverse inestable, el mundo puede ser azotado por enfermedades incurables… Y esta seguro que tarde o temprano vendrá algo grande que no podremos enfrentar, pero si cambiamos en nuestra forma mas fundamental, se podrá sobrevivir a las grandes catástrofes. La solución es alcanzar la tecnología acelerando nuestra propia evolución ya sea combinada o construyendo nuevos niños que estén ajustados apropiadamente a las nuevas condiciones. Niños robots.

Para Moravec los robots serán una continuación de nosotros mismos y no significaran una extinción más de lo que una nueva generación de niños provoca la extinción de la generación que le precedió. Y como esta convencido de la superioridad de las maquinas y que ese es el único futuro posible, afirma que su propósito es empujar las cosas hacia ese destino.

Por supuesto que las ideas de Moravec han alarmado a muchos científicos Joseph Weizembaun lo compara con Hitler. Sin dudas el pensamiento de Moravec es preocupante, de sus ideas se puede inferir que no es necesario salvar al planeta, ya que su fin es inevitable y la única vía es la creación de seres artificiales capaces de sobrevivir en ese mundo inhóspito y podemos ir mas lejos aun y aspirar a un desarrollo tecnológico capaz de reconstruir un mundo totalmente artificial que termine con la diversidad biológica y cultural. Un mundo poblado exclusivamente por una especie de superinteligencia artificial.

Minsky junto a John McCarthy ha sido uno de los pioneros de la inteligencia artificial y sus aportes son innumerables, sobre todo en la representación semántica de la mente, las estructuras de marcos para representar conceptos incompletos y por sus enfoques de una sociedad de la mente que rompe con los conceptos de una inteligencia artificial cerrada como se venia trabajando hasta ese entonces. No obstante los esfuerzos de los investigadores de la IA, esta no ha avanzado lo que se esperaba.

La IA a pasado por varias crisis y cada una a llevado a la decepción de sus investigadores mas prominentes y Minsky es uno de los que no puede ocultar su decepción cuando dice: "La IA está en un estado risible, debido a que podemos hacer que las máquinas hagan el tipo de cosas que hace un "experto", pero aún no podemos lograr que hagan la mayor parte de las cosas que puede hacer un niño de 4 años.

A pesar de que Minsky toda su vida se ha dedicado a la programación de una IA fuerte, que sea capaz de simular la inteligencia humana, a diferencia de Moravec que se ha dedicado a la construcción de robot, termina simpatizando con las ideas de Vinge y Moravec de un futuro donde los humanos terminaran convirtiéndose en maquinas.

Por lo que esta de acuerdo en que hay que mejorar a los humanos y propone los siguientes pasos:

1. Las prótesis de miembros: "Sustituir las partes gastadas de nuestro organismo por elementos de repuesto de nuevo tipo".

2. La conexión directa dentro del cerebro: "Invención de métodos que potencien nuestro cerebro permitiendo adquirir mayor sabiduría".

3. La conexión completa: "Mediante nanotecnología, sustitución completa".

Y agrega: "inútil es decir que con ello estaremos convirtiéndonos en maquinas. ¿Significa eso que seremos reemplazados por maquinas? No tiene sentido esa distinción, creo como Moravec quien propone que consideremos a las maquinas inteligentes del futuro como a nuestros propios hijos mentales".

Al igual que los anteriores Minsky sufre por su condición humana y con razón se lamenta de la sociedad individualista que le ha tocado vivir, cuando dice que seguimos ignorando como resolver los conflictos entre las ambiciones individuales y los intereses colectivos. Somos tan ineptos para tomar decisiones importantes que siempre que podemos dejamos al azar aquello de lo que no estamos seguros.

Y ve como única solución a estos problemas romper con la evolución natural y sustituirla por el diseño de sistemas fundado en un ingenioso sistema de selección innatural que de alguna forma llevara a la humanidad a la extensión de su lastimoso tiempo de vida y considera que seguimos siendo chimpancé avanzado. Hasta podemos estar de acuerdo con el, tal vez se necesite una evolución psico-social que cambie la forma de pensarnos a nosotros mismo y de abandonar nuestro enfoque individualista de los problemas.

Ray Kurzweil y el futuro de la humanidad

Ray Kurzweil, quien con su libro: “La era de las maquinas espirituales” ha conmocionado al mundo científico con sus profecías. Y que ha diferencias de los otros que eran científicos teóricos o experimentales (quiero decir que no desarrollan aplicaciones practicas o comerciales) y en muchos casos escritores de ciencia ficción. Kurzweil es un científico eminentemente practico y ha sido el creador de algunos ingenios como el Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR; el actual programa "TextBridge" de Xerox está basado en su patente), dispositivos para interfaces informáticas dirigidas a ciegos y sordos, así como programas de composición musical como el Kurzweil250. Además de haber recibido ocho doctorados honoris causa, el puesto de asesor de dos presidentes y el galardón al Mejor Inventor del Año (Best Inventor Award, 1988), (Ver las profecías de Ray Kurzwei).

Kurzweil viene siendo la culminación de las ideas de Vinge y Moravec sobre una singularidad tecnológica la cual la combina con las nuevas tecnologías: nanotecnologia y biotecnología. Considera que la aplicación clave de la nanotecnología, dentro de 20 años, serán los nanorobots o nanobots. Dentro de nuestros cuerpos y cerebros, los nanobots nos permitirán alargar la vida destruyendo las células patógenas y de cáncer, reparando los errores del ADN, destruyendo toxinas y desechos, y revirtiendo el proceso de envejecimiento. Los nanobots son robots basados en la informática lo suficientemente pequeños para viajar por nuestro sistema circulatorio.

Kurzweil se une a cierta corriente de transhumanistas que sienten fobia por el cuerpo cuando dice que los problemas que debemos resolver suelen estar relacionados con nuestro cuerpo: protegerlo, alimentarlo, vestirlo, satisfacer sus necesidades y deseos. Dedicamos gran parte de nuestro pensamiento a nuestro cuerpo y aspira a que la nanotecnologia nos lleve mas allá de los limites de la biología para mejorar nuestras capacidades físicas y mentales por factores de muchos miles e incluso millones y que finalmente reemplazaremos nuestros frágiles cuerpos “versión 1.0” por una versión 2.0 tremendamente mejorada.

Al igual que los anteriores considera que la humanidad no es el fin de la evolución sino el principio de una nueva evolución que surgirá producto de una nueva forma de inteligencia que superara a la humana, lo cual será el acontecimiento más importante en la histeria humana. Con profundas implicaciones en todos los aspectos del que hacer humano, incluso en la naturaleza del trabajo, el aprendizaje humano, el gobierno, la guerra, las artes y el concepto de nosotros mismos... Lo que constituye la próxima etapa de la evolución a través de la fusión entre la humanidad y la tecnología.

También parte de la idea de que los que decidan seguir siendo humanos, no tendrán ninguna posibilidad ante las nuevas entidades a lo que dice: Una legislación eficaz protege a los MOSH, seres humanos (con neuronas de carbono), desprovistos de implantes neuronales. Dichos humanos primitivos son incapaces de participar plenamente en diálogos y procesos entre humanos implantados, humanos mejorados”. Se subestima la capacidad de los humanos y su potencial creador.

Los transhumanos ignoran la importancia de la educación y apuestan al hard, aspiran a lograr que este iguale la potencia del cerebro y luego la supere, pero ignoran el software que hacen que este hard funcione. La historia ha demostrado la importación de la educación (como alimentadora de la mente humana) o de la vida en sociedad, es sabido que los niños criados por animales a pesar de contar con un cerebro (un hard sin ningún software) estos se desarrollan y actúan como animales. Sin la educación y las relaciones sociales las que nos permiten crecer como seres humanos. Por lo que tendremos una maquina con un hard muy potente pero que no dejara de ser una maquina sino tiene programas que le permitan aprender por si misma y relacionarse con otras entidades.

Kevin Warwick, el primer Cyborg

Decía al principio que algunos pueden creen que esta muy lejano el día en que veamos a un Cyborg. Se equivocan, el profesor de Cibernética en la Universidad de Reading, en Inglaterra. Kevin Warwick, ya es conocido como el primer cyborg*.

En 1998, Warwick, causó revuelo cuando un grupo de médicos hizo una pequeña incisión su brazo izquierda, deslizó una delgada cápsula de una pulgada de longitud, y lo cosió. Dicha cápsula contenía microchips de sílice que anunciaron la presencia de Warwick a otras computadoras.

En 2002, otro grupo de médicos abrió la muñeca izquierda de Warwick e implantó un aparato mucho más pequeño y sofisticado. Durante tres meses, sus 100 electrodos estuvieron conectados a su nervio mediano, uniendo su sistema nervioso a una computadora. A lo que Warwick declaro: “Cuando hice mi experimento en Nueva York, que consistía en controlar desde allí, con mi sistema nervioso conectado directamente a Internet para controlar una mano en el Reino Unido, en otro continente, eso demuestra que el cuerpo no es sólo esto, lo que ves ahora, sino cualquier cosa que puedas conectarte mediante cables. Es un concepto muy diferente. Es como ser un Superman, en cierta manera“.

Un poco después, experimentó un rudimentario intercambio de señales entre su cerebro y el de su esposa equipada de un electrodo implantado en un nervio y considera que esta es una primera hacia una comunicación a través del cerebro, su próximo paso. Porque el capitán cyborg como algunos le llaman se ha tomado muy en serio la idea de convertirse en cyborg y se ha propuesto almacenar los pensamientos. Warwick tiene pensado implantarse un elemento en su cerebro que podría terminar permitiendo enviar mensajes telemáticos o incluso grabar nuestras experiencias en la mente y tener acceso a los recuerdos cuando queramos.

Como los demás, considera que el potencial de los humanos esta muy limitado y que la posibilidad de convertirse en Cyborg es algo muy excitante y no puede espera, por lo que ya, desde hoy, se esta convirtiendo en un cyborg.

Kevin Warwick es una figura controvertida, también conocido como hombre chip, entre otras cosas se dedica a la concepción de chip rastreador, con los cuales se persigue, una vez implantados en un niño, evitar que este pueda ser secuestrado. Puede parecer absurdo pera a raíz del “caso Madeline”, una niña secuestrada cuya foto circulo todo el mundo, muchos padres están interesados en dicha tecnología y Warnick ni corto ni perezoso aseguro que su invención podría comercializarse en los próximos años y no quiso dar muchos detalles sobre su producto ya que tenia firmado acuerdos para su comercialización, Típico de una sociedad de consumo.

No se puede olvidar que Warnick es un profesor, por lo que sus ideas son susceptibles de ser asimiladas por sus alumnos, teniendo en cuenta su enfoque del futuro que considera que los humanos y las maquinas competirán por el dominio del planeta y que la única solución es la fusión entre humanos y tecnología y siendo como es un vivo ejemplo de esa fusión, podemos estar convencidos que su impacto será mucho mayor de lo imaginado.

También considera a los humanos como seres inferiores, afirma que los humanos pueden y deben ser actualizados. Las máquinas son superiores porque tienen, al menos, cinco cualidades de las que carecemos: poseen una memoria casi ilimitada, una capacidad de cálculo extraordinaria, la posibilidad de comprender más de tres dimensiones o cinco sentidos -pueden captar ultrasonidos o emitir infrarrojos- y, finalmente, pueden comunicarse sin hablar. Típico del razonamiento transhumanista que ignora el verdadero potencial de la mente humana y lo reduce a las posibilidades de la maquina.

Warwick desde hoy se abroga el derecho de decidir el futuro de las próximas generaciones cuando afirma: A todos los que queráis seguir siendo humanos, tengo que deciros una cosa: en el futuro, seréis una subespecie“.

A finales de 1995 escribí un artículo que fue recogido en una selección de ensayos, titulada: Modernidad, Posmodernidad, publicada por la editorial Ciencia Sociales (actualmente Milenium), del cual por su vigencia sito el siguiente párrafo: “En el futuro surgirán nuevas tendencias basadas en la cooperación de todas las inteligencias (nadie sabe cuantas ni como serán), y surgirán nuevas profesiones que tendrán que ver con las inteligencias no humanas, y sobre todo, creo, se intensificarán los estudios sobre la inteligencia humana: psicología, neurofisiología, antropología, sociología, parasicología y otras. Es totalmente racional pensar que el hombre ante la superinteligencia de las máquinas trate de comprender su propia humanidad y sienta mas que nunca la necesidad de conocer su propio cerebro (lo irracional sería que el hombre se dedicara a adorar a las máquinas como dioses). Las máquinas a su vez le servirán al hombre como impulsoras de nuevas fuerzas creativas, este al no tener que dedicarse a las actividades rutinarias, al no tener que memorizar nimiedades (dispondrá de grandes sistemas de memoria externa a los cuales podrá conectarse, ya sean colectivo o individual por ejemplo su base de conocimientos), no será esto una bendición para el hombre quien dispondrá de más tiempo para darle un uso más eficiente a su cerebro, o será el hombre tan torpe que en lugar de perfeccionar su sistema educativo buscando ser cada vez mas creativo, se aferre como única solución a la perfección de las máquinas, cuando en realidad ambos pueden ser mejores y ambos tanto las máquinas como los humanos dependen de la capacidad del individuo como ser social” (ver Posthumanismo o Posthumanidad).

No pienso que nos estemos acercando a una singularidad indetenible, ni en la falsa esperanza de tecnologías redentoras que salvaran a la humanidad de si misma, Pero si estoy convencido de que estamos llegando al punto en que unos pocos seres humanos (ansiosos de tener mas privilegio y poder) tendrán en sus manos el destino de toda la humanidad. ( la inmensa mayoría que no tiene voz y carece del derecho a decidir su destino) Y cuando ese día llegue estaremos en presencia del fin de la especie humana y de nuestro mundo actual.